Hoy queremos hablar sobre las ventajas del tapón de rosca para ciertos vinos, ya que sabemos que a muchos de vosotros os surgen dudas.

Mientras que los extranjeros lo ven como algo normal, en España aún nos cuesta enfrentarnos a un vino que se cierra con rosca sin pensar que su calidad es menor que la de otro que vaya con corcho. Y, en muchas ocasiones, ¡es completamente al contrario!

En realidad la rosca es tan corcho como el corcho. Si lo entendemos como un utensilio para cerrar la botella y conservar el vino. Solo que debe utilizarse cuando ayuda al vino.

La rosca es ideal para vinos pensados para consumirse en poco tiempo (2años). El cierre a con rosca asegura que el vino queda sellado, mientras que el corcho, a través de sus poros hace que el vino respire y madure, justo lo contrario a lo que se pretenden en este tipo de vinos. Con la rosca mantenemos la frescura de los vinos jovenes, su gran virtud!

Así que es hora de desterrar falsos mitos en torno al vino y celebrar la rosca cuando viene bien. ¡Salud!

Utilizamos cookies propias y de terceros analíticas para la elaboración de perfiles basados en hábitos de navegación del usuario, para ofrecerle contenido multimedia y funciones de redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close