Top Menu

“Al vino le damos adjetivos y tratamiento de persona.
Es un ser vivo y el nuestro depende de nosotros,
así que lo cuidamos como mejor sabemos.
INSTRUCCIONES DE CATA POR
Javier Ochoa

Catar es probar con atención un producto cuya calidad queremos apreciar; es someterlo a nuestros sentidos, en particular al olfato y al gusto, sin olvidar la vista. Se trata de conocerlo, buscando sus diferentes cualidades y defectos.

Todos estamos capacitados para catar los vinos. Simplemente hay que aprender mediante un método y un arte que es necesario practicar. El vino, para ser apreciado en todas sus dimensiones, exige atención y concentración.

CONDICIONES

El lugar destinado para la cata debe estar bien iluminado, ventilado y sin ruidos; es preferible disponer de luz solar, porque a través de ella se reflejan mejor los colores. Hay que tener en cuenta que hábitos como el fumar pueden entorpecer el desarrollo de la cata.

Además, se cata mejor en ayunas que después de una comida. En cualquier caso, el catador debe estar relajado y tranquilo, ya que el cansancio, los dolores o las preocupaciones impiden la concentración y reducen el estímulo de nuestra capacidad sensorial.

La temperatura a la que se encuentre el vino es una condición importante a la hora de catarlo. Los aromas y los bouquets se exhalan a partir de los 14º C y se pierden por debajo de los 8º C.

El instrumento más importante utilizado por el catador es la copa, que debe ser siempre de cristal transparente, fino y sin ningún tipo de color, tallas o adornos. Debe sujetarse siempre por el pie o talle para no calentar el vino ni manchar el cristal.

La copa la llenaremos siempre a un tercio de su volumen para mantener el color del vino, ya que éste puede cambiar al aumentar la masa líquida; para que se desprendan mejor los aromas; y para que quede espacio suficiente para agitarlo sin que el vino se derrame.

Cuando vayamos a catar varios vinos, el orden de la cata seguirá siempre la secuencia de blancos a tintos y de jóvenes a viejos. Los últimos de la serie serán siempre los vinos dulces.