Top Menu

blog_baco

Ochoa Moscatel Vendimia Tardía 2015 se alza con un Gran Baco de Oro

Por Beatriz

Publicado en

El máximo galardón otorgado por la Unión Española de Catadores en su XXX edición ha recaído sobre el Ochoa Moscatel Cosecha 2015. Un vino que cuenta ya con los máximos reconocimientos a nivel nacional e internacional.

Recientemente el vino dulce de Moscatel de Bodegas Ochoa recibió por segundo año consecutivo una Medalla de Oro en el concurso internacional Muscats du Monde, reafirmando su posición en el “Top Ten” de los mejores vinos dulces del mundo alcanzado en 2014.

Ahora, el Ochoa Moscatel 2015 alcanza un reconocimiento muy valioso en el territorio nacional al ser elegido por un jurado compuesto de 50 jueces, todos ellos miembros de la Unión Española de Catadores en una estricta cata a ciegas. Entre ellos encontramos sumilleres como Custodio Lopez-Zamarra, Javier Gila, Daniel Poveda o Luis García de la Navarra, enólogos de la talla de José Hidalgo Togores, Ignacio de Miguel, Mayte Sánchez o Jorge Navascúes, responsables de compras como Andrea Alonso (MAKRO) o Jaime Bermúdez (Vinoselección) o los directores de las principales publicaciones especializadas a nivel nacional: Salvador Manjón de La Semana Vitivinícola, Andrés Proensa de Planetavino o Mayte Lapresta de Sobremesa. Un elenco que sin duda avala el prestigio e independencia de los Premios Baco.

Los Premios Baco es el certamen más longevo de los que anualmente reconoce el actual Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). El anonimato de las muestras presentadas a los jurados, introduciendo para ello las botellas en fundas opacas, el servicio por parte de sumilleres independientes y el uso de la fichas de cata oficiales de la Unión Española de Catadores para los principales certámenes vinícolas nacionales e internacionales aseguran la total objetividad de las calificaciones otorgadas.

Javier Ochoa, su creador, cuenta que “el Moscatel Ochoa es un vino ganador. Y no solo por la cantidad de premios con los que ha sido reconocido, si no por la lealtad de quienes lo consumen y la alegría que eso supone para nosotros. Es un vino delicado, elaborado a partir de una selección de Moscatel de Grano Menudo y de un cuidado extremo durante todo el proceso”.

Su hija Adriana, enóloga de la Bodega subraya que “el Moscatel Ochoa ha cumplido ya más de 20 años. Eso, en el mercado cambiante de hoy en día, es todo un privilegio porque significa que nuestro vino sigue gustando. Lo ideó mi padre, pero yo sigo poniendo todo el mimo y la delicadeza para que esté en su punto justo. Y el próximo reto que tenemos con él es conseguir ampliar su público. Jóvenes del mundo… ¡probadlo! ¡Está muy bueno!”.